11.6 C
Peru
Monday, October 25, 2021

Tacna: hallan cuerpo de estudiante Judith con otro cadáver

Must read

Macabro. Judith estaba esposada, y su cuerpo amarrado con una especie de cinta usada para el riego.

La búsqueda de Judith Machaca Cauna (20) llegó a su fin. Su cuerpo fue hallado ayer en un pozo abandonado, enterrado a más de 80 metros de profundidad, en la zona agrícola de La Yarada. Junto a Judith fue encontrado, para sorpresa de los rescatistas de la Policía, el cadáver de otra mujer aún no identificada.

Judith desapareció el 28 de noviembre del 2020, hace 73 días. Desde el 08 de enero se iniciaron las labores de excavación para encontrar donde se presumía estaba su cuerpo, en un predio de la familia del policía Santiago Paco Mamani (24). Él es el principal sospechoso de la desaparición y el feminicidio.

Para hallar a Judith se tuvo primero que cavar con maquinaria pesada durante días, hasta hallar la boca del pozo. Fueron por lo menos 9 metros de profundidad. Luego el personal del Proyecto Especial Tacna apoyó con la excavación para retirar la tierra del pozo. Esa labor tomó dos semanas hasta que el lunes se visibilizó una cabeza humana.

El cadáver de Judith estaba atado con una cinta usada para el riego tecnificado, con las manos esposadas con grilletes que llevarían un código policial. Ella vestía la ropa y calzado que llevaba el 28 de noviembre, además de tener al lado su bolso que contenía su documento de identidad. Eso fue lo primero que se retiró y que la familia de la víctima pudo reconocer.

“El fiscal (Jesús Rojas Hurtado) se acercó donde mí y me dice que han hallado el DNI de mi hija. Aún no puedo creer que existan personas que hagan tanto daño. Me duele bastante.”, declaró entre lágrimas Gabino Machaca Romero, padre de la joven. Abrazó a su esposa, Susana Cauna, quien llorando exigía justicia para su hija.

Segunda víctima

El segundo cuerpo, que estaba en un mayor estado de descomposición que Judith, tenía el cuello acordonado, lo que hace presumir una muerte por estrangulamiento. El jefe de la Macro Región Policial, Segundo Mejía, afirmó que se contará con peritos de Lima para la revisión de los cuerpos.

Además ordenó que se continuarán las excavaciones, argumentado que era necesario llegar hasta el fin del pozo el cual se presume tiene más de 90 metros de profundidad, para descartar más víctimas o pruebas. Sobre Paco, adelantó que pronto se oficializaría su baja y que su búsqueda no ha cesado.

Sobre la segunda víctima, evitó brindar información alegando que en su momento, tras la necropsia, se contaría con mayores pistas sobre quién es. Extraoficialmente se conoció que se trataría de una adulta joven. Se busca entre la lista de mujeres desaparecidas si sus características coinciden con alguna de ellas.

Los Paco detenidos

Mientras en La Yarada, los padres de Judith sufrían con el hallazgo de su hija; en la ciudad, los padres de Santiago Paco eran resguardados por un contingente policial ubicado fuera de su vivienda en las asociación La Florida. Jorge Paco Cabrera y Nancy Mamani Huayhua fueron intervenidos para un control de identidad. El general Mejía afirmó que esperaba una orden judicial para ejecutar sus detenciones preliminares.

Antes de ser detenido, Paco padre declaró a la prensa, negando responsabilidad en el caso. “Es como una pesadilla que yo estoy viviendo. Le pediría a mi hijo que se entregue (…) nunca la he llegado a conocer (a Judith). Nunca he escuchado ese nombre”, reiteró.

Movilización y soporte emocional

Los padres de Judith, Sabino Machaca Romero y Susana Cauna Dávila, estuvieron en La Yarada desde las 7 horas hasta caída la noche. Fueron acompañados por dos trabajadoras del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Los colectivos femeninos como “Juntos” “Multisectorial de Mujeres de Tacna” y familiares; llegaron a La Yarada y protestaron. Exigieron el encarcelamiento de Paco. Por la noche, junto a los padres, realizaron una vigilia en el Arco de Tacna.

Lelis Machaca, tía de Judith, lamentó que solo cuando el caso se hizo mediático se agilizaron las investigaciones.

“Las madres que no protestan, que no tienen exposición mediática, se quedan sin justicia. Basta de esa impunidad. Nunca debemos olvidar a Judith.” dijo Lelis Machaca.

spot_img

More articles

- Advertisement -

Latest article