11.6 C
Peru
Monday, October 25, 2021

Mujer solicita cama UCI para su esposo de 32 años que padece de COVID-19

Must read

Esposa de paciente afirma que como requisito para entrar le pidieron que lleve su propio balón de oxígeno. Foto: La República

Una mujer se encuentra en busca de ayuda para su esposo cuya salud se ha agravado con el pasar de los días a causa de la COVID-19 y ahora requiere de ventilación asistida.

Mónica Mamani contó a La República que su esposo Daniel Quirhuayo Romero (32) comenzó a sentir síntomas hace tres semanas. Dice que solo fue congestión nasal y dolor de cabeza. Sin embargo, horas después comenzó a tener fiebre de 38 grados, por lo que decidieron llevarlo al policlínico San Carlos, ya que cuenta con el seguro de EsSalud, pero solo le recetaron una inyección con dexametasona y paracetamol.

Debido a que los medicamentos no hacían efecto y el estado del joven empeoraba, lo llevaron a un centro médico particular donde le dijeron que tenía el 12% de los pulmones comprometidos. En esta ocasión le recomendaron anticoagulantes y otros medicamentos.

Pasaba el tiempo y la salud del hombre empeoraba hasta que hace dos semanas empezó a saturar 94. Mónica Mamani afirma que a pesar que llamaba al seguro para manifestar el estado de su esposo, no le hicieron caso. Durante todo ese tiempo lo mantuvo en su casa de San Juan de Lurigancho con balones de oxígeno que debían de recargar cada seis horas.

Ante la falta de respuesta por parte de EsSalud, el viernes 5 de febrero la mujer buscó a una neumóloga particular, quien determinó que el daño en los pulmones ya era más del 80% y advirtió que la saturación por momentos bajaba a menos de 80. En tal sentido, les sugirió que busquen una cama UCI con ventilador mecánico lo más pronto posible.

Mamani manifiesta que, al ya no contar con recursos para atenderlo de forma particular, decidió llevarlo al hospital de Ate. Asegura que cuando llamó al nosocomio le dijeron que no tenían ambulancia, por lo que ella alquiló una. Asimismo, asevera que le pidieron como requisito que lleve su propio balón de oxígeno.

La mujer señala que cuando su esposo llegó al nosocomio ya saturaba 78. Ahora se siente preocupada porque teme que no le den buena atención médica al estar en un estado grave y no sea prioridad para acceder a una cama UCI.

La joven cuenta que junto a su pareja tiene dos niños, de 1 y 8 años. Él ayudaba al sustento del hogar trabajando en una tienda del emporio comercial de Gamarra.

Coronavirus en Perú, últimos días:

spot_img

More articles

- Advertisement -

Latest article