11.2 C
Peru
Tuesday, October 19, 2021

Los líderes del movimiento antivacunas utilizaron la cruzada pro-Trump ‘Paren el robo’ para promover sus propias teorías de conspiración

Must read

Experta sobre vacuna: “No tendrá chip, ni manipulación” 0:58

(CNN) — Cuando los fieles de Trump se reunieron alrededor del Capitolio el 6 de enero, dos teorías de conspiración de desconfianza frente al gobierno convergieron: la creencia fraudulenta de que las elecciones fueron robadas y la peligrosa narrativa de que las vacunas de covid-19 son tremendamente inseguras.

«Nos están conduciendo hacia un precipicio», dijo Del Bigtree, un activista contra las vacunas, a la multitud en el «MAGA Freedom Rally DC» (que traduce «Mitin de Libertad para Hacer a Estados Unidos Grande de Nuevo en Washington») a una cuadra del Capitolio.

«Ojalá pudiera decirte que Tony Fauci se preocupa por tu seguridad…», dijo. «Me gustaría poder creer que las máquinas de votación funcionaron… pero nada de esto está sucediendo».

A raíz de la derrota electoral de Trump, algunos líderes del movimiento contra las vacunas se aferraron a la cruzada «Stop the Steal» («Paren el robo»), promoviendo sus propias teorías conspirativas y, en algunos casos, promoviendo empresas comerciales privadas, según descubrió CNN.

Algunos antivacunas prominentes dicen que se coordinaron directamente con los organizadores de los mítines de Washington en enero y difundieron su mensaje en otras manifestaciones del MAGA («Hacer a Estados Unidos Grande de Nuevo») y en podcasts y plataformas de redes sociales pro-Trump.

El mensaje contra las vacunas puede haber encontrado una audiencia particularmente receptiva entre algunos fervientes partidarios de Trump, muchos de los cuales burlan el uso de máscaras y afirman que la letalidad del virus es exagerada.

«Es marketing a un nivel básico de ventas», dijo Imran Ahmed, director ejecutivo del Centro para Contrarrestar el Odio Digital, que ha analizado las estrategias de los antivacunas. «Es un conspiracionismo que te permite conectar cualquier cosa si quieres, porque no requiere hechos».

Contrariamente a las declaraciones de los críticos de las vacunas, las dos vacunas autorizadas para uso de emergencia por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA) han demostrado ser seguras y efectivas.

Pero los expertos en salud pública advierten que los mensajes contra las vacunas ahora representan una amenaza única para la salud del país dada la urgencia de una vacunación generalizada contra el coronavirus.

LEE: Los activistas antivacunas están vendiendo teorías de que las vacunas contra el covid-19 son mortales, socavando la vacunación

«Una de nuestras mayores preocupaciones es que debido a que la gente está viendo esta retórica contra las vacunas, es posible que no podamos alcanzar los niveles de inmunidad colectiva, realmente necesitamos detener la proliferación del virus», dijo a CNN Tara C. Smith, profesora de epidemiología en la Universidad Estatal de Kent.

Una encuesta nacional publicada esta semana por la Universidad de Monmouth encontró que el 24% de las personas en EE.UU. evitarán recibir la vacuna contra el coronavirus si pueden evitarlo. La encuesta también encontró que la voluntad es impulsada más por inclinaciones políticas que demográficas.

La manifestación en el Capitolio de EE.UU. con Bigtree, anunciada como «El evento MAGA del siglo para la libertad de la salud», incluyó a otros teóricos notables de la conspiración de vacunas como Mikki Willis. Willis es el cineasta detrás de «Plandemic», que sugiere falsamente que el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, fue el responsable de la creación del coronavirus.

Del Bigtree antivacunas

Del Bigtree, activista antivacunas, habla en el mitin de los seguidores de MAGA el 6 de enero de 2021.

Bigtree, quien dice que «no está en contra de las vacunas» sino que es «pro-ciencia» y que no es ni republicano ni demócrata, le dijo a CNN que no habló en la manifestación para promover o beneficiarse de «Stop The Steal», sino para compartir su propio mensaje. «Dondequiera que haya una audiencia, quiero transmitir el mensaje de que nuestros cuerpos son nuestros. Debemos tener el control de lo que se inyecta en ellos», dijo.

El evento fue organizado en parte por un comité de acción política dirigido por Ty y Charlene Bollinger, una pareja casada que maneja sitios web y vende documentales que dicen revelar «la verdad sobre las vacunas». Su precio varía entre US$ 199 y US$ 499. También comercializan libros de salud alternativa y otros productos.

Los Bollinger se han involucrado durante años en lo que describen como activismo por la libertad de la salud. Pero en los últimos meses tomaron otra causa.

A principios de noviembre, fueron coautores de una publicación sobre «fraude electoral e intromisión electoral» para el sitio web del agente político Roger Stone, quien se atribuyó el mérito de acuñar la frase «Stop the Steal» para ayudar al entonces candidato Donald Trump en 2016. En noviembre pasado, Stone escribió en una publicación web que «trazó una estrategia» con los Bollinger.

MIRA: Las teorías de conspiración más populares entre los seguidores de Trump

Mezcla de teorías de conspiración

El 21 de noviembre, los Bollinger hablaron en un mitin de «Stop the Steal» en Nashville y combinaron teorías de conspiración electoral con afirmaciones de que el entonces presidente electo Joe Biden planeaba forzar la vacunación.

«No hay pandemia. Todo es mentira», dijo Ty Bollinger a los espectadores.

Antivacunas conspiración

Ty y Charlene Bollinger venden documentales que afirman revelar «la verdad sobre las vacunas».

En un video publicado el 4 de enero, Charlene Bollinger dijo que estaba trabajando con otros organizadores en planes para las protestas del 6 de enero, incluido «Ali», una aparente referencia a Ali Alexander, líder del movimiento más amplio de «Stop the Steal».

Dos días después, Charlene Bollinger presentó los oradores a su grupo en el mitin cerca del Capitolio, conectó sus documentales y criticó lo que ella llamó, «la vacuna de covid forzada, semejante estafa». También les dijo a los asistentes que su esposo Ty no estaba con ella porque había ido a unirse al asalto.

«Le dije… que están asaltando el Capitolio, y él me miró y dijo: ‘¿Tengo que quedarme aquí?’ Sabía que quería ir. Le dije: ‘Cariño, ve’, y así lo hizo», dijo.

Charlene Bollinger agregó que Ty le envió un mensaje de texto y le dijo que estaba «afuera» del Capitolio. Luego oró «por los patriotas que están ahora adentro. Están tratando de entrar al Capitolio. Señor, usa a esta gente para erradicar este mal, estas criaturas del pantano».

Los Bollinger no respondieron a las llamadas telefónicas y correos electrónicos de CNN que solicitaban comentarios.

Si bien las afirmaciones extravagantes de una elección robada pueden parecer inconexas con la propagación del miedo a las vacunas, su unión en los recientes mítines políticos no sorprende a Ahmed, del Centro para Contrarrestar el Odio Digital.

Ahmed dijo que los antivacunas a tiempo completo a menudo buscan nuevas audiencias dentro de otros movimientos marginales con los que pueden construir alianzas. Y dijo que no es una coincidencia que algunos de estos profesionales vendan productos como suplementos para la salud.

Un informe de julio de la organización CCDH de Ahmed desglosó lo que describió como la «Industria Antivacunas». El informe señaló que los activistas contra las vacunas a tiempo completo amplían su alcance al aparecer en los canales de YouTube basados en teoría de conspiración y también prestan su audiencia a los empresarios antivacunas que buscan venderles productos.

«De lo que estás hablando es de vendedores de aceite de serpiente a la antigua», dijo Ahmed.

LEE: Las estremecedoras similitudes entre los antivacunas y los antimascarillas

Alex Jones e InfoWars

Otro promotor de la teoría de conspiración de la elección robada es Alex Jones, quien durante mucho tiempo ha vendido falsedades sobre las vacunas y los medicamentos convencionales en su programa InfoWars. El programa anuncia con frecuencia los suplementos dietéticos y los productos de supervivencia de Jones.

En abril, la FDA advirtió a Jones que eliminara una serie de productos comercializados en su sitio web como posibles tratamientos para el coronavirus, como la «pasta de dientes sin fluoruro Superblue». Esos productos ya no aparecen en su sitio.

Jones, quien anteriormente dijo que una «forma de psicosis» le hizo creer que se organizaron eventos como la masacre de Sandy Hook, ha seguido promocionando otros suplementos junto a los segmentos de su programa que avivan los temores sobre las vacunas contra el coronavirus.

En meses recientes, ha entretejido acusaciones falsas de injerencia electoral generalizada.

El 3 de enero, Jones hizo referencia a «evidencia pura de fraude electoral» justo antes de una alerta de «noticias» sobre «inoculaciones forzadas» y otras afirmaciones de coronavirus.

El video permanece en línea junto a un anuncio de suplementos «DNA Force Plus» («Fuerza ADN Plus»). La tienda de InfoWars incluye un descargo de responsabilidad de que los productos «no están destinados a ser utilizados en la cura, el tratamiento, la prevención o la mitigación de ninguna enfermedad…».

Jones también viajó a Washington y habló en un mitin pro-Trump en la víspera del asalto al Capitolio. Allí, criticó lo que describió falsamente como el «virus diseñado propiedad de Bill Gates».

InfoWars no respondió a la solicitud de comentarios de CNN.

Difundir teorías en las redes sociales

Otros escépticos de las vacunas han promovido teorías de conspiración electoral en redes sociales.

La Dra. Sherri Tenpenny, médica, vendedora de suplementos y autora de libros como «Saying No To Vaccines», promovió repetidamente las protestas del 6 de enero en Washington en Telegram. Una publicación del 5 de enero, por ejemplo, incluía un «llamado a la acción» y citaba al fundador del grupo militante extremista Oath Keepers diciendo: «¡Vayan a Washington y RESISTAN!». Esas publicaciones se intercalaron entre su contenido antivacunas más habitual.

Tenpenny también compartió el hashtag «Stop the Steal» en Twitter en un tuit de una publicación sobre el mitin de Washington de la Dra. Simone Gold.

Gold, quien fundó el grupo America’s Frontline Doctors («Médicos Estadounidenses de Primera Línea»), fue noticia a mitad del año pasado por su aparición en un video que luego fue eliminado de las redes sociales por desinformación sobre el coronavirus. Trump retuiteó el video, que también presentaba a Stella Immanuel, quien dijo en el pasado que el ADN de los extraterrestres se usa en medicina.

Antivacunas teorías conspiración

La Dra. Simone Gold en un mitin pro-Trump del 5 de enero.

El 5 de enero, el organizador de «Stop the Steal», Ali Alexander, presentó a Gold en un mitin en Washington y recordó a los asistentes que no solo estaban luchando por las elecciones, sino también contra la «tiranía médica».

Gold luego subió al escenario y le dijo a la multitud: «¡Si no deseas tomar un agente biológico experimental engañosamente llamado vacuna, no debes permitir que te coaccionen!».

Al día siguiente, Gold y su colega entraron al edificio del Capitolio durante el asalto, según una declaración jurada de una denuncia penal en su contra. Más tarde fue arrestada, según el Departamento de Justicia.

America’s Frontline Doctors le dijo a CNN en un comunicado que Gold no es una organizadora política y «no participó en ningún incidente que implique violencia o vandalismo y ha reprendido categóricamente tal actividad» por parte de otros. La declaración agregó que los médicos de America’s Frontline Doctors han recomendado vacunas a los pacientes, pero dijo que la organización cree que «se necesitan más estudios y una mayor transparencia con respecto a las vacunas de covid-19».

Desde la insurrección, ha continuado difundiendo su mensaje.

«Definitivamente no deberías llamar a esto las vacunas contra el covid-19. La razón es, como sea que lo llames, es experimental. No ha sido aprobado como vacuna», dijo Gold en un video publicado el 14 de enero que mostraba una charla que dio en una iglesia con sede en Tampa, Florida, dirigida por un pastor que apareció en el programa de Alex Jones.

Alex Jones, the founder of right-wing media group Infowars, addresses a crowd of pro-Trump protesters after they storm the grounds of the Capitol Building on January 6, 2021 in Washington, DC.

Alex Jones, fundador del grupo mediático de derecha Infowars, frente a seguidores de Trump luego de que asaltaran el Capitolio el 6 de enero.

Si bien algunas audiencias pueden tener preocupaciones después de escuchar mensajes en contra de las vacunas que hacen referencia a casos reales de reacciones alérgicas u otras anécdotas, el contexto es clave, dice Smith de la Kent State University.

«Ha habido un puñado de reacciones alérgicas en comparación con 4.000 personas que mueren al día por una infección real por coronavirus», dijo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han informado que las reacciones alérgicas graves a las vacunas de Moderna y Pfizer / BioNTech son raras.

Smith dijo que cuando las afirmaciones de los activistas antivacunas sobre las vacunas contra el coronavirus se ponen en el contexto más amplio de la literatura científica, «todas esas preocupaciones son simplemente eclipsadas».

LEE: Proud Boys: ¿quiénes forman este grupo de ultraderecha que alimentó la insurrección en el Capitolio?

Si bien el impulso del movimiento «Stop the Steal» puede haber disminuido, los escépticos de las vacunas y los grupos políticos de extrema derecha probablemente continuarán intercambiando audiencias e ideas. Esto podría traducirse en más manifestaciones públicas, dice Devin Burghart, director ejecutivo de la Instituto de Investigación y Educación en Derechos Humanos.

Burghart, que rastrea a los grupos de ultraderecha, dijo que ha visto a estos dos movimientos desarrollar una relación simbiótica cada vez mayor durante la pandemia de coronavirus.

«Hay un electorado más grande que se moviliza y han adoptado una visión mucho más destructiva de las vacunas que antes, y se han unido con paramilitares de ultraderecha y otros», dijo.

Yahya Abou-Ghazala, Benjamin Naughton y Scott Bronstein de CNN contribuyeron a este informe.

spot_img

More articles

- Advertisement -

Latest article