12.7 C
Peru
Monday, April 12, 2021

La campaña por el oxígeno

Must read

Editorial Editorial

Editorial

La República

La empresa privada ha sido convocada por el presidente Sagasti para apoyar con la producción de oxígeno, ante el grave déficit que se presenta en los hospitales.

La distancia entre la vida y la muerte la determina un elemento químico muy escaso en estos tiempos. El oxígeno medicinal permite paliar los efectos del virus en los pulmones, mejora la saturación y evita que el curso de la enfermedad nos lleve a la cama UCI y en casos extremos, a la muerte.

La escasez de esta medicina vital se ha convertido en un lamento constante de los parientes de los enfermos dentro de los hospitales, las colas que amanecen en las puertas de los locales dispensadores, y una preocupación creciente del Gobierno.

En esta línea, el presidente Francisco Sagasti hizo un llamado a la empresa privada a encontrar formas de apoyar con la producción de oxígeno en las plantas industriales, en especial las mineras; y así paliar en algo los requerimientos que se acumulan durante esta emergencia, que sin oxígeno puede agravarse aún más.

La Defensoría del Pueblo, que ha realizado una vigilancia estrecha de las acciones que se adoptan en el marco de la pandemia, ha informado que son 18 hospitales los que están careciendo de este elemento vital para cubrir la demanda diaria.

El déficit de oxígeno es del orden de las 50 toneladas por día y se estima que el requerimiento no atendido puede llegar a convertirse en 100 toneladas por día.

Ya se han organizado y movilizado instituciones como la Iglesia católica y la empresa privada, como la Universidad San Ignacio de Loyola, para facilitar el oxígeno a través de Respira Perú. También está en marcha el proyecto Oxigena 47, que desarrolla la Universidad Nacional de Ingeniería y que está dotando a distintos hospitales del Perú de 47 plantas generadoras de oxígeno fijas y móviles.

Ahora se están requiriendo más iniciativas de ese tipo, acciones humanitarias y capacidad de respuesta rápida de las empresas. Si se confirma el apoyo de Southern y otras empresas capaces de dotar de oxígeno de forma rápida a la población más urgida, estaremos apostando por el Perú y su futuro.

Previous article¿Qué hay después de Lava Jato?
Next articleUn salto a la final: Juventus es el primer finalista de la Copa Italia

More articles

- Advertisement -

Latest article