-1.7 C
Peru
Friday, November 26, 2021

Honduras: enfermera detenida en toque de queda fue asfixiada en comisaría

Must read

Hay “indicios racionales” de que la enfermera Martínez fue asesinada por policías, dijo a la AFP la diputada Olivia Zúniga. Foto: AFP

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (Oacnudh) condenó este miércoles 10 de febrero la muerte violenta de la enfermera hondureña Keyla Patricia Martínez cuando estaba bajo custodia policial en la occidental ciudad de La Esperanza.

Martínez murió el domingo en una estación de la Policía Nacional luego de haber sido detenida junto con un médico en la vía pública por desacatar el toque de queda que rige en el país por la pandemia del coronavirus, según fuentes policiales.

Elementos de la estación policial y la Secretaría de Seguridad indicaron luego de conocerse el hecho, el domingo, que la víctima habría intentado suicidarse ahorcándose en la celda policial, y que había muerto en el hospital al que fue llevada, en La Esperanza.

Sin embargo, un informe del Ministerio Público desveló que Keyla Patricia Martínez, de 26 años y estudiante de enfermería en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), falleció por “asfixia mecánica” y que su caso fue un “homicidio”.

Hay “indicios racionales” de que la enfermera fue asesinada por policías, dijo a la AFP la diputada del izquierdista partido Libertad y Refundación (Libre) Olivia Zúniga.

En seguimiento a las acciones de documentación hechas sobre el caso, la Oacnudh “considera que los hechos podrían ser constitutivos de una ejecución extrajudicial y que, por tanto, la investigación deberá llevarse a cabo de acuerdo a lo dispuesto en el Protocolo de Minnesota sobre la Investigación de Muertes Potencialmente Ilícitas”.

En un comunicado, la Policía relató que Keyla Patricia Martínez fue arrestada por “escándalo en la vía pública”. Por su parte, el hospital informó que cuando Martínez fue ingresada ya estaba “sin vida”

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) exigió en otro comunicado una “investigación inmediata porque la estudiante ·se encontraba bajo custodia policial”. Consideró “inaceptable” la versión policial sin un dictamen oficial forense

Los familiares de la víctima demandaron justicia durante el sepelio. “La muerte de mi hija no quedará en la impunidad”, dijo el padre de la estudiante, Luis Martínez, mientras que la madre, Norma Rodríguez, expresó: “Tengan por seguro que se hará justicia para ella. Ella no está sola”, además de pedirle a los responsables del crimen que se entreguen.

La muerte violenta de la universitaria ha causado mucha conmoción en Honduras y la protesta de diversos sectores, principalmente de mujeres y estudiantes de enfermería en La Esperanza y Tegucigalpa, la capital del país.

En Tegucigalpa, manifestantes incendiaron en la plaza central una motocicleta de la Policía Nacional durante una manifestación para condenar la muerte de la estudiante hondureña.

Con información de EFE y AFP.

spot_img

More articles

- Advertisement -

Latest article