26.8 C
Peru
Wednesday, June 16, 2021

Estados Unidos-Perú, ¿nueva relación?

Must read

Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

“Una buena relación con los EE. UU. es importante, pero quizás no una prioridad. La debacle del coronavirus invita a fortalecer las relaciones entre países de la región, allí donde haya gobiernos sin credenciales delictivas”.

El trato de Donald Trump a Perú fue indiferente, lo cual hace pensar a algunos que el de Joe Biden será mejor. El entusiasmo de PPK por la versión Trump del tema de Caracas todavía nos tiene colgados de una brocha que se llama Grupo de Lima. Antes de irse Trump nos reclamó una postura anti-Beijing en un tema de barcos ante nuestras costas, que Torre Tagle no aceptó.

Con menos grosería que la de Trump, la rivalidad de Washington con China va a seguir, y sin duda afectará las relaciones de los EEUU con terceras naciones, y más en el caso de las pequeñas. Perú no es de los países engreídos por Beijing, pero es inocultable que esa relación es clave para nosotros. A la vez los lazos con los EEUU, disminuidos como están, no son una tarea menor.

China puede seguir invirtiendo en el Perú al ritmo que se lo ha permitido su economía; eso más una buena marcha del comercio bilateral es básicamente lo que hoy quiere esa potencia. Por su parte Washington podría eventualmente querer reclutarnos para alguna forma de nuevo multilateralismo, sin que eso necesariamente signifique más o mejores negocios bilaterales.

¿Qué va a pasar ahora? Ese potencial mejor trato de Biden tiene un amplio margen para expresarse. Puede comenzar mostrando más interés por la región, si bien el estrangulamiento de la pandemia no es el mejor momento para hacerlo. No le costaría mucho mejorar la relación, pues Biden es un conocedor de América Latina, a la que como vicepresidente de Barack Obama ha visitado 16 veces.

La revista Foreign Policy de esta semana informa que un favorito para el encargo de sub-secretario de Estado para el Hemisferio Occidental (América Latina) es el experimentado diplomático Brian Nichols, quien hace no tantos años fue embajador en Lima, y ocupó cargos menores en otras capitales de la región. Ahora tiene que pasar por el Congreso de su país.

Del lado peruano, nuestra política exterior está pendiente de los resultados electorales de abril. Una buena relación con los EEUU es importante, pero quizás no una prioridad. La debacle del coronavirus invita a fortalecer las relaciones entre países de la región, allí donde haya gobiernos sin credenciales delictivas.

Previous articleOtro bypass
Next article291 médicos muertos en la pandemia
spot_img

More articles

- Advertisement -

Latest article